Cada ordenación es signo de esperanza para el futuro de la Iglesia, dice Arzobispo en EEUU

image005

LOS ÁNGELES, 27 Ago. 15 / 04:26 am (ACI).- En su nueva columna semanal titulada “Signos de renovación, de renovada dedicación y el final del verano”, Mons. José Gómez, Arzobispo de Los Ángeles (Estados Unidos), describe los progresos en la labor pastoral de la arquidiócesis y expresa su alegría por la próxima visita del Papa al país y la canonización del Beato Junípero Serra.

Mons. Gómez destacó la formación y la labor del Seminario de St. John y que muchos de sus exalumnos “han llegado a ocupar los puestos más elevados de la Iglesia católica universal, prestando sus servicios como obispos y cardenales”. Añadió que en el Día de la Asunción ordenó a ocho sacerdotes y que ese mismo día cumplió 37 años de ordenación sacerdotal.

“Para mí, mi sacerdocio sigue siendo la alegría de mi vida y creo que cada ordenación es un signo de esperanza para el futuro de la Iglesia. Es una señal de que Dios está con nosotros y de que su Espíritu todavía guía y conduce a su Iglesia Y cada ordenación es un hermoso signo de que la voz de Dios se sigue escuchando en el corazón de sus hijos”, expresó.

Asimismo, manifestó su expectativa por la ceremonia de consagración de los tres nuevos obispos auxiliares de Los Ángeles el 8 de septiembre: Mons. Brennan, Mons. O’Connell y Mons. Barron.

Sobre el trabajo pastoral en la arquidiócesis, el Prelado manifestó que ve “tantos signos de esperanza que siento que estamos en un nuevo momento de renovación y de una renovada dedicación”. 

Indicó que han implementado una nueva estructura organizativa en el Centro Católico Arquidiocesano y que en las reuniones no solo han dialogado sobre “lo que hacemos” sino también del “por qué lo hacemos”

“Nadie empieza a trabajar para la Iglesia con el fin de ganar mucho dinero o de tener mucho poder o ‘beneficios’. Todos estamos aquí para servir a la Iglesia y para servir a las personas”, señaló.

Por otro lado, indicó que los fieles están viviendo “un tiempo de alegría y entusiasmo porque también nos estamos preparando para la visita pastoral del Papa Francisco a Estados Unidos y para la canonización del primer santo hispano de nuestro país, el apóstol de California: el padre Junípero Serra”.